¿cómo hacer toallas personalizadas?

Si estás harto de las típicas toallas de hotel, estas blancas o “beige” sin ninguna gracia en lo absoluto, pues encontrarás que al menos que optes por una “toalla de playa”, estas enormes y casi puramente decorativas, las toallas de baño suelen ser bastante aburridas, así sean del mejor algodón egipcio o delgado papel de lija, su apariencia es casi igual, solo un rectángulo de tela unicolor, quizás con una franja o dos de otro color, pero hasta allí.

La pregunta que hay que hacerse es cómo hacer unas toallas personalizadas ya que las de la tienda no te diferencian a ti de alguien al otro lado del mundo, pues te damos algunas sugerencias.

Usa tintes e imaginación

Toalla personalizada

Cabe destacar la diferencia entre tintes y pintura para tela. Un tinte impregna el tejido y se queda sin afectar casi el tejido, mientras que la pintura es una capa que cubre al tejido y suele hacerlo más rígido donde está aplicada, así que para este caso solo aplica el tinte, a menos que te guste secarte con papel de lija de colores.

Con unos cuantos tintes para telas puedes darles una verdadera personalidad a tus toallas, quizás aplicarles la técnica de “batik” o aplicarlo de forma más adrede y localizada, los resultados dependerán totalmente de ti. Solo recuerda enjuagar varias veces la toalla al finalizar para asegurarte que no te dejarán la piel de colores después de bañarte.

Toallas y más toallas

Si tienes varias de estas toallas sencillas de colores distintos, pues puedes optar por personalizarlas cortándolas, todas por igual, sean cortes rectos o figuras, e intercambiando sus partes. No tienen que ser solo franjas de extremo a extremo, puedes hacer todo tipo de figuras (aunque mientras más complicada más difícil será de coser después y más posibilidad de desastre) podrás hacer un círculo cerca de uno de los extremos o en vez de una franja recta que sea curva o con ondas. Lo bueno de esta idea para toallas personalizadas es que automáticamente tendrás 2 o más toallas “nuevas”.